IR A HERRAMIENTAS BÁSICAS

INSTALACIÓN

La herramienta que has descargado está dotada de un auto instalador y el aplicativo resultante se aloja en C:\Organízate software\Valoración empresa.

EL MENÚ

La herramienta dispone de un menú dotado de las siguientes opciones:

Inicio – Datos iniciales – Evolución ventas – Coste social – Explotación – Evolución resultados – Balance – Valoración empresa

INICIO

Debes tener en cuenta, antes de utilizar esta herramienta, que, cuando accedes a ella por primera vez, te obliga a chequear si se trata o no de una aplicación que forma parte de una acción formativa bonificada.

Si es así, debes tener en cuenta todo lo que se explica al respecto en el apartado de este curso titulado Cursos bonificados.

PARAMETRIZACIÓN

Pinchando en la opción Datos iniciales accedemos a la pantalla desde la cual procederemos a establecer en la herramienta los parámetros generales.

Esta es la parte más importante de la herramienta. En ella debemos establecer las variables que harán posible el cálculo del valor final.

Veamos, a continuación, los datos que deben introducirse y el orden aconsejable para hacerlo.

Los últimos años de actividad, y los próximos cuatro, vienen predeterminados, partiendo siempre del año actual.

Para conocer la evolución de la empresa, indicaremos, para los próximos cuatro años:

  • Crecimiento estimado (%): Cómo van a evolucionar las ventas.
  • Evolución de los consumos (%): Cómo van a evolucionar los precios de compra.
  • Evolución de los gastos (%): Cómo va a ser el crecimiento de nuestros gastos.
  • El incremento anual de ventas y el incremento anual de gastos son dos valores a parametrizar que deben fijarse con mucha cautela, porque el método de valoración utilizado depende de las ventas futuras y del cash flow que estas ventas generen en nuestro negocio. Se debe procurar ser lo más objetivos posible.

A continuación, se establecen dos factores correctores:

  • Tasa de depreciación de activos. Independientemente de la amortización, los activos se deterioran con el uso y pueden variar su valor cuando intentemos venderlos. En este punto indicaremos qué porcentaje de su valor disminuye cada año por el uso.
  • Tasa de descuento de flujos de caja. El porcentaje que se establece aquí es un ajuste a nuestra apreciación sobre cómo evolucionará la empresa. Se trata de una corrección a los cálculos que estimamos en nuestro estudio.

Un aspecto fundamental del estudio es todo lo relativo al coste social, que lo anotaremos con el gasto bruto que supone, no sólo con el sueldo que cobra el trabajador. En el supuesto de que haya más de un trabajador en el mismo puesto, calcularemos su media o promedio, según más correcto resulte.

  • El incremento salarialsuele estar regulado por el convenio sectorial, no obstante, debemos indicarlo en este apartado de la herramienta.

Al pinchar en la opción Evolución ventas accedemos a otra de las pantallas del aplicativo.

Una parte de los ingresos viene especificada en el apartado de Producción económica mensual. En ella debemos indicar, de los últimos cuatro años, estos cuatro factores:

  • Ventas
  • Prestación servicios
  • Otros ingresos

Con ellos calcularemos la producción económica.

Reflejamos los ingresos obtenidos por la explotación normal del negocio.

Estos ingresos corresponden a las ventas, una vez deducidos los posibles abonos que puedan haberse producido.

Deben indicarse los datos mes a mes, hasta obtener un resultado anual.

Los datos mensuales nos permiten obtener una gráfica con evolución trimestral.

Desde la opción del menú Coste social se realiza el cálculo del coste del total de trabajadores, cuyo detalle se debe cumplimentar junto con el del puesto que ocupan en la empresa.

Como anteriormente ya se había establecido el importe medio o porcentual correspondiente a cada tipo de empleado, el aplicativo calcula de forma automática los costes sociales de cada empleado.

En el supuesto de que en los años del estudio se vaya a producir alguna baja, deberá indicarse su coste y el año en que se producirá.

Una vez introducidos todos los parámetros, pinchando en el botón superior Calcular se generarán el coste correspondiente a cada tipo de empleado durante los próximos cuatro años.

CÁLCULOS Y ANÁLISIS

Pinchando en la opción del menú Explotación se accede a la pantalla en la que figura la cuenta de resultados.

Para confeccionar la cuenta de resultados utilizamos la Cuenta de Pérdidas y Ganancias de nuestra empresa.

Debe indicarse la Producción económica correspondiente a cada uno de los últimos cuatro años.

Agruparemos las cuentas de gasto (grupo 6) según se muestra en la herramienta, sin extendernos a la posible contabilidad analítica que podamos tener.

De igual manera, se introducirán los gatos financieros y extraordinarios en los que se haya incurrido, así como las amortizaciones que hemos tenido en esos últimos cuatro años.

Señalaremos también el Impuesto sobre beneficios, dependiendo de si la empresa se considera persona física o jurídica.

Toda esa información puede extraerse de la contabilidad.

Desde la opción del menú Evolución resultados accedemos a la pantalla correspondiente.

La Cuenta de resultado previsional no necesita de nuestra intervención, salvo en el apartado de Impuesto sobre beneficios, en la que debe indicarse el impuesto correcto que se debería pagar en la proyección de los cuatro años siguientes.

Del mismo modo, debemos hacerlo en el apartado de ingresos y gastos que no forman parte de la explotación habitual del negocio.

En ambos casos, debe indicarse de forma manual el importe que corresponda en cada apartado.

Desde la opción Balance del menú se accede a una nueva pantalla de control del primer ejercicio proyectado.

El balance del primer año se calcula de forma automática. No obstante, hay una serie de valores que tenemos que calcular atendiendo a los plazos de cobreo a nuestros clientes y de pago a nuestros proveedores y proveedores de servicios que tengamos estipulados, a los impuestos con que gravamos nuestros productos (IVA) y al impuesto de sociedades al que está sujeto nuestra empresa.

El valor del disponible hace referencia al coste social que se liquida cada mes. Así, el 1/1/2018, hasta que paguemos las nóminas de diciembre de 2017, la empresa dispone de ese capital en su Activo.

El saldo de clientes se indica en “treinta días” porque se supone que es la media de pago de nuestros clientes.

El crédito fiscal es IVA pendiente de liquidar. Ponemos, por ejemplo, 21% porque es el tipo de IVA más habitual.

Las existencias se calculan en base a los consumos que hemos tenido y plazo de pago que tenemos a proveedores.

Las inversiones financieras están compuestas del acumulado de beneficios que hemos ido obteniendo a lo largo de los años.

Indicaremos el valor del inmovilizado tangible así como el inmovilizado intangible, así como sus amortizaciones.

Debemos consignar, también, los distintos plazos de pago a acreedores y a proveedores.

Por último, indicaremos las reservas y las aportaciones de los socios (dependiendo del tipo de persona jurídica que tengamos).

Una vez parametrizada la herramienta, e introducidos todos los datos recabados, podemos acceder, mediante la opción del menú Valoración empresa, al cálculo realizado por la propia herramienta que nos aporta el valor teórico del negocio en base al método de cálculo que hemos utilizado.

Desde un punto de vista contable tenemos el valor de nuestro Activo no corriente al cierre del último ejercicio, al igual que el del Activo corriente.

En el cálculo del valor teórico de la empresa se refleja el valor de Deudas a largo plazo, partida en la que se han ido acumulando las deudas o créditos pendientes a largo plazo.

En la partida Pasivo circulante está englobado todo lo que debemos a corto plazo (proveedores, acreedores, trabajadores…)

En Tasa de depreciación de activos se refleja la pérdida de valor que han podido tener nuestros activos por el uso y el paso del tiempo.

Con todos los datos introducidos en la herramienta, esta nos aporta el Valor contable de nuestro negocio.

También nos indica la Tasa de descuento de los flujos de caja, que como se ve en el curso, sigue la fórmula: (1-TD)^n, en la que “n” es el número de años, lo que establece unos Flujos de caja, como nos muestra la tabla.

La suma del Valor contable y de los Flujos de caja finalmente nos aporta el precio teórico de nuestra empresa.

VÍDEO

En el siguiente vídeo, dispones de un tutorial  explicativo del uso de la herramienta.