En la pantalla de Elementos para el cálculo de costes, a la que se accede a través de la opción del menú Elementos de coste, podemos ver los elementos de coste que hemos obtenido en base a los gastos generados en la empresa en el período de estudio.

El objetivo del sistema de gestión de costes es agrupar un período de 12 meses, contados hacia atrás desde el mes anterior al que nos encontramos en cada momento.

De esta forma, obtendremos unos elementos de coste que absorban todos los acontecimientos que se suceden a lo largo de un año (bajas de trabajadores, períodos vacacionales, etc.)

El Coeficiente de estructura hace referencia a la forma de aplicar los gastos de estructura. Se calcula dividiendo los costes de estructura entre los costes de producción. Equivale a la cifra que se precisa por cada unidad monetaria que se gaste en producción.

El Coeficiente de distribución, o coeficiente comercial, se refiere al porcentaje que tenemos que añadir al precio de venta para cubrir los costes comerciales. Se calcula dividiendo los gastos de distribución comercial entre el importe de ventas.

Las tasas de los centros de coste indican el coste que supone cada hora de trabajo (o la unidad de tasa que sea) en el centro de costes de referencia.

Cualquier cambio que realicemos en los datos, requiere que pulsemos en Calcular para que se recalculen los centros de coste.

A través de la opción del menú Cálculo de precios (simulador) accedemos al simulador de precios, una poderosa herramienta que nos va a permitir estudiar un precio con anterioridad a su entrada en vigor, Nos puede resultar muy útil para la confección de presupuestos o para la presentación de ofertas.

Veamos el siguiente ejemplo, en el que vamos a calcular el presupuesto de un trabajo de reparación de maquinaria, que nos ha solicitado un cliente.

En el ejemplo suponemos que la reparación precisa unas piezas nuevas, que tenemos que comprar.

Una vez analizada la reparación a realizar, calculamos que precisamos 30 minutos de Preparación de materiales y equipos y de 2 horas de Servicio de reparación, en la que está incluido el desplazamiento, porque es una norma impuesta en la empresa y todos nuestros presupuestos incluyen los desplazamientos.

La columna Tarifa nos muestra los costes comerciales que tenemos, por lo que, como mínimo, tendremos que cubrirlos.

La columna Aplicable nos da la oportunidad de incrementar ese coste por si la operación en particular lo requiere (nos pagará a 30 días y se incrementará el gasto financiero, por ejemplo)

Para terminar la configuración del precio, tan sólo nos queda indicar cuánto queremos ganar, falta nuestro beneficio. Aquí radica la gran diferencia entre los cálculos que hacemos habitualmente y la nueva forma de calcular a través de nuestro sistema de gestión de costes. El margen que tenemos que indicar es el beneficio neto que deseamos obtener porque todos los costes ya han sido satisfechos.

Ahora, ya sabemos el coste real del trabajo y el precio que tenemos que facturar al cliente para obtener un beneficio neto del 10%.

Nos queda añadir los costes de este período en el histórico para el Cuadro de Mand