La opción Simulador de crédito del menú de la herramienta de tesorería, nos permite calcular lo que supondría la solicitud de un crédito, sin que haya ninguna repercusión en nuestra tesorería, pudiendo elaborar tantos supuestos como deseemos.

La información que precisamos cubrir es:

  • Identificación del préstamoSólo es obligatorio cuando queramos planificar, no para la simulación.
  • Capital solicitado
  • Fecha de abono en cuentaDía a partir del cual se inicia el pago de intereses.
  • Interés negociado
  • Entidad bancaria de negociación
  • Comisión de apertura
  • Otros gastos y comisiones
  • Tiempo de duración en años
  • Periodicidad de pagoDisponemos de tres opciones: Trimestral, cuatrimestral y mensual.
  • Comisión por cancelación anticipada

Podemos estudiar las cuotas que nos saldrán a pagar, cambiando la periodicidad. O podemos estudiar plazos más amplios si la cuota a pagar nos resulta inasumible.

Cuando el crédito está concedido y formalizado, lo planificamos.

Veamos cómo queda reflejado en la cuenta de la entidad bancaria elegida.

Por un lado, tenemos el ingreso del importe del crédito:

Por otro, las cuotas periódicas que debemos pagar para devolver el crédito:

En el apartado de Vencimientos a largo plazo quedarán reflejados todos los vencimientos que por su fecha no se pueden planificar, quedando pendientes para la siguiente planificación, que enlazará con esta cuando finalice.

Cuando un vencimiento a largo plazo tiene fecha compatible con la planificación actual, indicamos la entidad bancaria y en la columna Exportar seleccionamos  de la lista desplegable.

Pulsando posteriormente en Planificar, se incorpora en la planificación