Para gestionar el descuento de pagarés se precisa cumplimentar varias fases o estados, que se requiere recorrer cronológicamente.

Es a través de la opción Cartera de efectos como iremos anotando los efectos, según los vayamos recibiendo de nuestra clientela. El saldo de efectos sin descontar aparece en la Planificación y en el Cuadro de Mando.

Para realizar el descuento de efectos, anotaremos el código de la remesa y la fecha de descuento. Sólo podemos descontar una remesa cada vez, por lo que, si indicamos dos números, nos dará un error.

Una vez seleccionados los efectos que queremos descontar, vamos al simulador para calcular los gastos que nos va a generar el descuento.

En este paso, el descuento aún no se ha generado.

La remesa se incluye en el simulador y tan sólo debemos seleccionar la entidad bancaria para que se añada el coste del descuento, de acuerdo con las condiciones que tenemos contratado con ella.

Antes del proceso de simulación, se debe haber reflejado, a través de la opción Condiciones bancarias, las que tengamos pactadas con cada una de las entidades con las que operamos, a fin de que, al realizar la simulación, se señale de forma automática el coste que el descuento supone con la entidad bancaria seleccionada. De esta forma, podremos comprobar el coste y los intereses que nos van a suponer el descuento.

Si estamos de acuerdo, ya podemos planificar. Una vez solicitada la planificación, la herramienta consulta si se quiere imprimir o no.

Una vez planificado se borrará el simulador y se eliminará la remesa de los Efectos en cartera, quedando el ingreso anotado en nuestra planificación de tesorería mediante el correspondiente asiento en el banco en el que hemos realizado el descuento, tanto en el apartado de Cobros (valor de la remesa cobrada) como el de Pagos (por el importe generado por el descuento), e incrementándose el saldo anterior por el importe líquido del descuento.